Sigue este blog por email

lunes, 29 de abril de 2013

El Camino de Santiago, la segunda cosa.. (2ª etapa, Samos - Ferreiros - 27 km - 2ª parte)







En la cafetería donde paramos el dueño nos describió, un poco el camino hacia Portomarín. Nos dijo que al principio tendríamos una ligera subida de unos pocos kilómetros…….. ¿Ligera? La madre que…. os juro que en determinados momentos, casi eche de menos un piolet.

El tiempo nos dio un pequeño respiro y casi no llovió. Cuando estábamos a pocos km de Ferreiros, Mafalada, con muy buen criterio, nos dijo que lo mejor era parar en el albergue de este pueblo y la verdad es que fue buena idea. Fuimos los primeros peregrinos en llegar. Poco a poco fueron apareciendo mas, Andrea y Jordi, una pareja de Cataluña, gracias a Andrea, que es médico, averigüe el nombre de un músculo en la pierna izquierda, que se iba a encariñar conmigo el resto del Camino, el tibial. Con la lata que me dio durante el trayecto, casi que prefería que no me lo hubiesen presentado. 

Alejandro y Albino, todos unos expertos en los diferentes caminos de Galicia. Fiona, que se había adelantado, Ronnie y Diarmuid. Cuando fuimos a cenar los tres, diooooos como me costo bajar esa cuesta, nos encontramos con Albino y Alejandro, a los que invitamos a que se sentasen con nosotros. Ahí nos enteramos, que una persona, puede alimentarse solo con queso y fruta y estar sanísimo.

 Mas tarde, aparecieron los irlandeses, y como no, Mafalda con su perfecto ingles los invito a sentarse en nuestra mesa y cenar con nosotros. Ella y Shane se movían como pez en el agua, yo con una sonrisa y con los ojos abiertos como si fuese un búho, trataba de entender lo que decían. Poco a poco, me di cuenta, que entendía casi todo y es mas, en días posteriores, descubrí que incluso cuando hablaba mi rudimentario inglés…. ¡¡Me entendiaaan!!

La cena fue copiosa, vaya pedazo de platos que nos pusieron, acompañados por unas cerveza frías, de postre queso de Arzua con membrillo y para rematar…… unos chupitos de aguardiente de hierbas, que aunque se llamen chupitos, se toman poco a pocoooo (tendríais que haber visto la cara de Mafalda y los irlandeses cuando se los tomado de golpe). Y a dormir, que esta vez si que, al día siguiente,  nos tocaba una larga etapa, 34 km por delante.

4 comentarios:

  1. Bueníssimas fotos !
    Y el texto... quase enternecedor !
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, muchisimas gracias Carlos

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Te seguimos el serial, peregrino... Nos haces recordar!! Muy bueno. Deseando siguiente capítulo. Y fotazas, por cierto!!! Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Cesar, seguiremos con el serial... ahhh y gracias por el elogio de la fotos

    Un abrazo

    ResponderEliminar