Sigue este blog por email

sábado, 27 de agosto de 2016

Callejeando

Pues aquí estoy de nuevo. Como os comenté anteriormente, hice muchas, muchas fotos en el viaje a Cuba.

Estas son las primeras que he seleccionado, no porque sean las mas especiales, simplemente porque me gustan y, porque me encantaría que cuando las veáis , sepáis todo lo que viví, todo lo que sentí al ver y hablar con esa gente. Un pueblo amable y superviviente en ese afán diario de ganarse la vida..

Ir caminando, o en un bici taxi, teniendo el lujo y el privilegio de contar con Mario, es una experiencia impagable.

Mario es un cubano trabajador, simpático y sobretodo, buena gente. Un cubano que nos abrió las puertas de su casa, para que conociésemos de primera mano como vive y lucha por salir adelante, una sencilla familia cubana.

Ver esas sonrisas, y esa sonrisa tan especial que veía todos los días, te anima y empuja a seguir adelante y a perseguir tus sueños..

Por eso, si me dais permiso, esta entrada en el blog y las siguientes, se las quiero dedicar a ese amigo cubano. Gracias Mario. Gracias por habernos enseñado la Habana desde tus ojos, por tu sencillez, por tu ánimo imbatible, por tu optimismo y sobretodo por esa amabilidad que nos habéis brindado tanto tú como tu familia.

Y sin mas, os dejo estas fotos que hice por la Habana, callejeando.