Sigue este blog por email

domingo, 29 de marzo de 2015

Perdidos

Perdidos

Pues si, el jueves pasado, mi amigo/jefe Juan y yo, fuimos a trabajar a Orense. Después de la visita decidimos ir hacia los Cañones del Sil y en el primer cruce que vimos una indicación.....  pues por ahí ¿no?. Venga vamos

Y empezamos a recorrer estas carreteras comarcales, una mas de las que que hay en Galicia. Asfalto viejo mojado, hierba y hojas secas en las cunetas, muchas variedades de árboles, nubes oscuras y una nieba que iba y venia, con esa luz especial, que a veces se dejaba ver. 

Y solo pude hacer estas fotos, ese día.

Esta visto, para poder encontrar estos increíbles lugares, no hay nada como estar perdidos.







jueves, 26 de marzo de 2015

1037

Este post lo iba a titular 600, que eran los Trasnos anotados en ese momento. Pero se han superado todos los números. 

Así empezaba

600 

Bueno, en realidad éramos mas del doble que los espartanos en el paso de las Termopilas. Y no nos enfrentábamos a las huestes del rey Jerges. Teníamos por delante 22,7 km que recorrer, desde Malpica hasta la playa de Niñons. 

Empezábamos una nueva edición do Camiño dos Faros. Esta etapa ya la había hecho mas veces y tenia ganas de recorrerla otra vez y probar el gran angular que me habían prestado.

Pero esta vez, iba a ser un poco diferente. Para empezar, me he metido en un grupo de trabajo para realizar videos do Camiño y de esta manera promocionarlo. En principio, esta nueva tarea me iba a restar tiempo para poder realizar las fotos de paisajes y sobre todo, montar el tele y cazaros, hacer esos retratos al vuelo. Esas eran las instrucciones del Boss Antonio Amboade.

“Jaime céntrate en realizar video, planos fijos… bla bla bla" ( en la tercera instrucción mi mente ya había desconectado y estaba pensando en que caras nuevas iba a fotografiar) Y poniendo cara de mucha concentración le decía a Antonio, 

Si claro, por supuesto, genial.

Ayyyy, pero la cabra tira al monte y aunque parezca, siendo hombre, fui capaz de hacer dos cosas a la vez. Eso si, al llegar a casa me tomé un paracetamol, porque me dolía la neurona.

Como os dije, esta etapa fue diferente. Ya que Traski nos tenia prepara una sorpresa. 

Después de la parada obligatoria para la tapa de callos y una cervezas, la etapa continuaba por una nueva senda. A golpe de desbrozadora, abrieron un nuevo camino por todo el borde del mar hasta Punta Nariga. ¿Duro? A mi me lo pareció, pero os juro que mereció la pena. El recorrido cerca de los acantilados, bordeando el mar, es increíble. 

Siento no poder haberlo plasmado mejor. 

Así que ya sabéis, lo mejor, es acercarse y verlo de primera mano.

Los retratos ya los habéis visto. Ahora os dejo unos paisajes, los que mas me gustaron. 

La próxima vez, espero poder cazar mas. Por que 1037 Espartrasnos dan para mucho.









domingo, 1 de marzo de 2015

Esos ojillos

Esos ojillos 

Este finde decidí subir a Cee a visitar a mi familia adoptiva (el cielo tienen ganado). 


Por la noche fuimos a una cena que organizaba Ramonchu de O Meu Lar. La otra parte del plan, era una caminata al día siguiente, desde Arou a Camariñas. La gente, pues algunos trasnos de los que hacemos O Camiño dos Faros da Costa da Morte

Los pronósticos, pronosticaban, unas mas que seguras pronosticables lluvias. Vamos que al día siguiente iba a llover, si o si.

Asi que a las 7:30 am….. ¿que? ¿difícil de creer? Pues si, a esa hora desayuno y preparar equipo para la caminata. Fuimos en dos coches. Uno lo íbamos a dejar en Cabo Vilan y el otro en Camariñas, donde un autobús nos llevaría hacia Arou.

Conforme nos acercábamos a Cabo Vilan, el tiempo si iba poniendo mas chungo. Lo único que pensaba, era que al bichillo no le apeteciese nada caminar con esa llovizna y niebla espesa. Al llegar a Cabo Vilan, se bajo del coche y me pregunta poniendo ojitos ¿como lo ves?

¿Que como lo veia? Estaba deseando entrar en el coche y hacer la caminata cómodamente. Pero claro, no sabia si lo decía porque ella pensaba que a mi no me aprecia y a ella si….. buenoooo como tu quieras. 

No me negareis que es una respuesta de lo mas diplomática. Por que en el fondo estaba deseando poner de rodillas y decirle… “Por diooos Conchi, no la hacemos”

Así que tomamos una sabia decisión y nos subimos al coche, mientras Antonio ponía la directa y echaba a caminar. Cuando estamos en el coche me confesó que le pregunto a Antonio “¿crees que si le pongo ojillos, no haremos la caminata?

Como os dije, el tiempo era horrible y la luz era muy esquiva. Y ya veis, de todas las fotos que hice, solo puede salvar unas pocas y todo gracias a esos ojillos