Sigue este blog por email

domingo, 6 de octubre de 2013

Bendita improvisación














Imaginaos esa mañana perfecta, redonda, increíble ¿lo habéis hecho ya? Pues la mía, la del jueves 19, fue mucho mejor. Lo que en principio iba a ser un "relaxing cup of café con leche" de 10 min, se transformo, gracias a la improvisación,  en unas horas soleadas en una terraza de Moaña con unas vistas increíblemente espectaculares. 

La marea estaba baja y camino de Moaña, en las playas de Domaio estaban las mariscadoras. Así que tome nota mentalmente de al día siguiente pasarme por allí. Y así lo hice

Dicen que el marisco está caro, pero después de ver estas fotos, donde podéis apreciar, como estas mujeres doblan el espinazo durante horas y con ayuda de un pequeño rastrillo y sus manos, recolectan esas almejas, pensareis de otra manera. Sinceramente y con el corazón en la mano ¿esta caro el marisco? Yo creo que no.

Y se de lo que hablo, porque cuando les estaba haciendo fotos una de ellas me dijo "Neniño nos vamos a Moaña¿te animas con un rastrillo y nos echas una mano?"
Y ya me conocéis, me piden algo y difícilmente digo que no…. pero se me hacia tarde y la verdad después de estar todo ese tiempo con ellas haciéndoles fotos, ya me imagine la escena, yo doblado, intentando con la mayor dignidad posible no quejarme del dolor de riñones. Aunque el reto está ahí y cualquier día…..

Por eso, esta entrada del blog y estas fotos se las quiero dedicar a estas trabajadoras. Y cuando vayáis al mercado, a la plaza o al súper de vuestro barrio a comprar esa almejas, os acordéis de ellas y no digáis " Es que tienen un precio…."

Este mini reportaje-homenaje  de estas mujeres, habría tardado en hacerlo si no llega a ser por esa increíble mañana

Bendita improvisación

2 comentarios:

  1. Gracias por las imagenes del trabajo tan duro q realizan estas mujeres....
    No me volvere a quejar!! Palabra!!

    ResponderEliminar
  2. Es que solo con verlas ya me duelen los riñones

    ResponderEliminar