Sigue este blog por email

jueves, 21 de agosto de 2014

Me queda un sueño por cumplir

Este ya lo he conseguido, el otro……..

Pero me estoy iendo por las ramas.

Travesía Valencia - Vigo

Llegue a Valencia el 18 de Julio, con ganas de volver a vernos, observar cada rincón, empezar a conocernos. Lo nuestro, fue un amor a primera vista. Esas curvas, esa elegancia clásica, ese aplomo. Como no me iba a gustar, es el barco mas bonito que he visto en mi vida, he iba ser mio.

Seguro que son los nervios de empezar esta aventura. 

Son las 6:45 am del día 22 y  me costó coger el sueño. Ayer comprobamos que funcionases las luces, tampoco están plan de ir como un barco pirata. El día anterior nos acercamos por un hiper a comprar viverres  otros enseres. Al ser la primera travesía larga, metes en el carro todo lo que se te ocurre, pero también pensando que un barco no es una casa… ¿o si?. El caso es que llenamos el carro hasta los topes.
Sobre las 8 zarpamos rumbo Alicante, allí se embarcara Esteban. Primer error de calculo, pensábamos que llegaríamos a Alicante sobre las 23 h…..

Llegamos a Alicante a las 3 am, ahí se bajaron juan y el maestro del fuego Cesar, que si no llega a se por el no cenamos caliente. Fue mi primera experiencia de cocinar a bordo bordo. ¿Menú? unos espaguetis con salsa boloñesa de bote, que nos supieron como sí los hubiésemos cenado en un restaurante de 5 estrellas michelin.

Después de esa opípara cena, continuamos hacia Alicante .






Nada más salir yo fui a descansar, soy una persona que necesita el silencio para dormir, pero con el ruido del motor.......... Caí como sí me hubiesen pegado con un mazo en la cabeza. Desperté a las 6:30 am, salí a saludar a Esteban, Roberto estaba durmiendo, y nos quedamos con la boca abierta viendo amanecer por el mar. Estábamos a la altura e torrevieja. Prepare un café y continuamos a motor, esperando que saltase el viento.

Son las 12 de la mañana y el viento sigue sin soplar. Tenemos el depósito mediado, así que nos acercamos hasta Cabo de Palos a repostar. Nuestra sorpresa fue que los miércoles la gasolinera está cerrada, pero bueno ya que estamos ahí, atracamos para satisfacer tres sedientas gargantas con una cerveza bien fría. Era cómo sí hubiésemos llegado en coche y lo aparcas delante de la cafetería. Hacemos alguna compra y continuamos con la navegación.

Al salir se Cabo de Palos, salta una alarma en el motor por falta de refrigeración. Puestos al habla con nuestro apoyo técnico en Vigo, el diagnóstico fue que la bomba que refrigera el motor, estaba estropeada y que teníamos que cambiarla. Al parecer, lo que estaba mal era el impeler........Nuestra cara era la misma que la de Homer delante del panel del reactor nuclear.

Tengo que decir, que los dos tripulantes valen su peso en oro, ya que tirando de manual y una junta hecha papel cambiaron la pieza defectuosa.

Una vez en marcha, entramos en el puerto de Cartagena para cargar gasoil y comprar una pieza de repuesto. Eso si, después del magnífico trabajo, los invité a unas cervezas acompañando tres hamburguesas de buey.

A las 22 h salimos del puerto rumbo a cabo de gata, donde esperamos ver otro espectacular amanecer. Esteban se ha ido a dormir, nos quedamos dos de guardia, disfrutando de una maravillosa noche estrellada, libré de toda contaminación lumínica.

Continuara....







3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho Jaime! Sigue soñando, que soñar... es gratis??? ;-)))
    Saludos desde Valencia!

    ResponderEliminar
  3. Si, hay que seguir soñando.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar